Edinburgh – Dún Éideann capital de Europa

Ayer aterrice en Londres y aproveche al salir comprar en el aeropuerto una botella de scotch gran reserva para agredecer a mis anfitriones. Fue muy bien recibida, la botella, pues entre las medidas de que se habla que Edimburgo tomara si gana el Sí el día 18, será la imposición de tasas de aduanas a su mas preciado oro, el whisky.

Todo escoces que se precie siempre ha viajado con su scotch favorito, como lo hizo Ernest Shackleton en 1907 en su expedicion al Polo Sur que cargo con varias cajas de “Rare Old Highland Whisky”, cajas que quedaron enterradas en el hielo al tener que abandonarlas en su retirada. Han sido re-encontradas y recuperadas en 2007 por una expedición neozelandesa. Al pasar la propiedad de dicho licor de dioses a los descubridores la “Sociedad para la conservación del Patrimonio Histórico de la Antártida de Nueva Zelanda”, la destilería escocesa de origen “Whyte & Mackay” no podía quedarse de brazos cruzados, por lo que con un poco de amabilidad y simpatía escocesa solicitaron les enviaran una muestra del manjar para “clonarlo”. Pues bien, científicos escoceses han conseguido clonar el centenario whisky y con ello recuperar la receta original, y de ello ha nacido un lucrativo negocio.

Edinburgh o Dún Éideann en escocés y gaélico escocés, se convertirá por un día el miercoles 18 de septiembre de 2014 en la capital de Europa. Toda Europa y por ende todo el mundo estara atento a los resultados del referendum. Escocia la gran revelde del Imperio Británico, que ha sabido poner en jaque el dominio inglés, dice estar cansada que todo el dinero publico se lo lleve Londres, para ser mas preciso La City, ese minúsculo circulo en el corazón de Londres donde cada día se decide la vida o la muerte de miles de empresas en todo el mundo.

Desde hace dos días escucho a ingleses remomerar a sus antepasados escoceses, algunos incluso tienen por parte de padre derecho a uso de Tartán o incluso a los mas aventureros considerar la inmigración a Escocia a pesar del clima, que es según se mire, aun peor que el inglés.

Escocia tiene petróleo, whisky, kilt y sol liquido. Unión o no unión es una cuestión a decidir por los escoceses, como ha manifestado en publico la reina Isabel II. Voy a intentar averiguar lo que dice en privado y seguiremos contando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Demuestra que eres humano/a *