Prejuicios, Estereotipos y otros Ipos!

Me siguen preguntando cómo se me ocurrió venir a vivir a Alemania, y sigo respondiendo que llegué llamada por los buenos olores de su cocina y atraída por su excelente clima.

Antes de lanzarme a la aventura en Alemania había recorrido durante más de una decada cuatro continentes acumulando experiencias y vivencias que me han enriquecido como persona en todas mis facetas. Quizás sea éste mi secreto, el que me ayudó a abrir puertas, tirar más de un muro, callar más de una boca, poner bajo mi nombre una retahíla de títulos, y todo en alemán.

Ya lo dijo Mark Twain, el idioma alemán es imposible, no porque esté lleno de reglas, sino pues cuando te has aprendido éstas, tienes que empezar a estudiar las excepciones de la regla. Desde 1945 están clasificados 53 dialectos, es decir tras la Conferencia de Potsdam. Todos tienen un punto en común: La Gramática Alemana, representada por el diccionario Duden. Publicado por primera vez por Konrad Duden en 1880, es oficialmente la representación máxima de la ortografía alemana desde 1902, sin necesidad de Real Academia ni similar. Observen que en las reformas del Duden han participado Alemania, Austria y Suiza, pero se aplica también en Belgica, Liechtenstein, Tirol y Namibia.

Así es como Alemania se autoregula. Siempre con una Regla-Ley-Norma común, y bajo ella se desarrollan las particularidades de cada Estado, cada Ciudad, cada Región.

A través del idioma las culturas y las sociedades se desarrollan. Un idioma “imposible”, léase el alemán, donde se pueden acumular hasta cuatro verbos al final de una frase, requiere que sus con-ciudadanos lo utilicen con el mejor conocimiento, si no ni se entenderían entre ellos mismos. Quizás ello sea la explicación al estereotipo de “organización germana”. La realidad es otra, pues entrando en las arterias de la organización germana, nos encontramos como en toda casa de vecino, también tienen diferencias entre y desavenencias con vecinos. De puertas para adentro, las reuniones son eternas, los protocolos al mínimo detalle, a lo que sigue nuevas conversaciones. Pero ay de tí si vienes de país lejano y pretendes criticar su hacer. Aquí te encuentras un muro, son como los de Fuenteovejuna -todos a una-.

Pasemos a un caso práctico: Accidente Germanwings GWI9525, vuelo fletado por la línea aérea Germanwings, con un Airbus A320. Germanwings GmbH es una empresa que nace en 1997 con el nombre Eurowings Flug GmbH, como filial de Eurowings Luftverkehrs AG, y que en 2002 fue rebautizada con su nombre actual. Es en este momento que Lufthansa entra participando con un 24,9% del accionariado y es en 2009 cuando la integra plenamente en su Lufthansa Commercial Holding GmbH. Lufthansa tiene como empresa de seguro de riesgos a Allianz SE, con la que ya está en conversaciones para la cobertura de todos los daños consecuencia de los trágicos hechos. Airbus también está trabajando desde el mínuto 1 sobre el terreno. Las tres empresas son netamente de capital alemán, no olvidemos la importante participación en el grupo Airbus de DASA de matriz Daimler AG.

Todas estas empresas lideradas por sus respectivos Consejos tienen un objetivo común urgente y principal, que es la compensación económica a los familiares de las víctimas, aclarar los hechos, preparar informes que planteen remodelaciones o cambios necesarios de personal o técnicos, para tratar de evitar que las circunstancias se repitan. Así frente a la prensa internacional lo están demostrando. Internamente sus intereses colisionan. Lufthansa lucha por su prestigio y los planes económicos con Germanwings, acordados en diciembre 2014 para ser implantados a finales de 2015. Airbus no puede permitirse en un mercado en el que Boeing le pisa los talones, accidentes como consecuencia de fallos mecánicos. Allianz como todos los seguros, sólo busca acuerdos con la menor presión económica posible, que siguiendo el más puro estilo alemán, intentará evitar procesos judiciales. Allianz como todos las empresas aseguradoras sufren de trastorno de ansiedad ante el riesgo de sentencias que sienten jurisprudencia.

Hagamos una comparación, por muy odiosa que estas sean, atrevámonos.

Spanair vuelo JK5022 20 de agosto de 2008. En 2014 Mapfre aún no había terminado de abonar las compesaciones ecónomicas a los familiares de las victimas, y los procesos judiciales aún continúan abiertos. Los familiares de aquel accidente lo saben. Spanair era una empresa de aviación de transporte regular comercial, que se trató de salvar con dinero público después del accidente.

Fernando Vallespín nos deleitó con su pluma hablando sobre cómo Alemania se enfrenta a los estereotipos, para finalmente recordar la “Crisis del Pepino” . Aquel brote del síndrome urémico hemolítico costó la vida a 32 personas y millares fueron infectados. Como consecuencia de la equivocada, erronea, sin fundamento, ni contrastada información de la prensa alemana, empresas españolas entre otras sureuropeas, se vieron al borde de la ruina. Se llegó incluso a oír declaraciones de políticos locales anunciando grandes medidas de control y sanción. Las empresas afectadas no supieron reaccionar, quiero pensar que el asunto les sobrepasó, pues sus asesores jurídicos no acertaron ni una, iniciando procedimientos administrativos totalmente erróneos según la competencia jurisdiccional en RFA. El fracaso de éstos, llevó al gobierno central a una negociación a nivel ministerial federal, compensando en mínimos a las empresas. Lo que hubiera podido ser una reclamación en toda regla de las empresas privadas y asociaciones de éstas, a las autoridades, entes públicos y prensa sensacionalista, via civil, pura y dura, exigiéndole a sus respectivos seguros de responsabilidad civil las compensaciones económicas acordes, nadie supo hacerlo.

Si quieres ser oído en Alemania, hazlo bien, claro y alto. Lo más importante, inicies lo que inicies que sea con los deberes hechos, no dejes detalle alguno a la improvisación, ni por supuesto a la buena voluntad de tu contraparte.

Desde que vivo en Alemania he aprendido a apreciar la buena cocina; Berlín me ofrece una abanico mundial de estilos culinarios. El buen tiempo lo llevo siempre en mi mochila, y si sale un poco el sol, me siento a trabajar en la terraza o en el jardin o en un parque de los cientos que tiene esta ciudad. Alemania ofrece lo que tú estés dispuesto a conseguir.

23 comentarios

  • Antonio Queijeiro dijo:

    Muchas gracias por tu aportación Carolina. Ha sido muy interesante leerlo.
    Mucha suerte

    • Catalina Garay dijo:

      Gracias Antonio, quedas emplazado para el próximo.

    • Me hubiera gustado poder intentar preparar un ejemplo en español con más de cuatro verbos seguidos pero no tengo tiempo. .;) Yo con lo que no puedo es las declinaciones! Y con las reglas. En general. Se siguen sin saber por o para qué. Eso sí, las reglas aplican a los de abajo, el rey esta por encima de ellas. Y no se crítica abiertamente, no se puede expresar una opinión en contra de la del jefe o de la regla, por mucho argumentos que tengas! Algunos alemanes se dan cuenta pero lo llevan tan dentro… Bueno y te envidio pq vives en Berlín que en mi opinión es muy hispano (latino, o internacional en general, mmm terrazas!) y una Verdadera gran ciudad. Resto de Alemania que yo he conocido es muy diferente. Y tienen sus redecillas a nivel nacional y a mi me da la sensación (tú Catalina sabrás mas) de que los Bundesländer son más independientes que las comunidades autónomas en España. La diferencia es que no se queja nadie de las diferencias (a viva voz) y yo creo que es pq se acepta y punto (pero relacionado con el “viene de arriba y punto”). Pq en Alemania tuvo un Hitler y España una guerra civil. En definitiva, la virtud esta en el punto medio entre dos extremos. Encantado de leer tu post y reforzar los argumentos positivos de Alemania.
      3 Reflexiones adicionales:
      3 reflexiones, un par aprendidas y otra por un video de un professor de Standford que vi hace pocos dias: 1) Clima, nos ha hecho más sociales a los Espanoles, in en general del sur. Para Alemania somos más ruidosos, para España ellos son aburridos. Es curioso como los estereotipos norte sur se aplican análogamente dentro de los paises, en España, en Alemania, Francia o Italia. Solo el clima? (ver punto 3) 2) La orografía cambia todo, desde que la velocidad de las carreteras sea ilimitada en Alemania a las diferencias de caracter más marcadas… de carácter o de cocina o los paisajes… En una parte de Alemania se sigue sintiendo que parte de Polonia o Francia deberia ser suyo. 3) Cuanto mas cerca del ecuador más estabilidad climática, menos necesidad de estar preparado. Decía el professor que el dialecto de sicilia no tiene tiempo futuro, lo que destaca que lo importante es el ahora. Esto explica el punto uno, y ahora me parece evidente. En cualquier caso, lo de comparar no sé si es odioso, pero sin duda sin sentido, al menos paises. No se puede extraer y comparar sólo una cosa, pq a lo mejor sería imposible tener carreteras sin límite velocidad y no ser “aburridos”. A mi me gusta más España (al menos hasta que vuelva 😉 ), pero el gusto me viene dado por que me he criado en España. Uno tiene que vivir las diferencias y elegir, y lo mejor es cuando uno trata de integrarse, porque lo que aprendes te lo llevas ya contigo allá donde vayas.

  • Mariangeles Aguirre dijo:

    Coincido. Aquí nada se deja a la improvisación ni al azar. A veces enerva tanta premeditación en todo. En el plano laboral, profesional del tipo que sea, es ideal este entorno. En el plano personal, no tanto. Aún así, tras bastantes años en Alemania uno (el que quiere y se esfuerza por aprender y entender) aprende, se integra y se adapta… o se desintegra del todo.
    Gracias por compartir la reflexión.

    • Catalina Garay dijo:

      Mariangeles, aqui como en muchos otros paises, si quieres integrarte, quizás con algo más de esfuerzo requerido para los que venimos de culturas diferentes, pero poder se puede. Sólo depende de tí.

  • José Conesa dijo:

    Norma y Ley que deben estar presentes. Comentarios de Catalina que interesan por su practicidad. En todo de acuerdo, pero en lo de la cocina…, bien es verdad que contra gustos no hay nada escrito. Buenas aportaciones.

  • Juan Pedro Rodriguez dijo:

    Me parece muy bueno el artículo de Catalina sobre todo porque se enfrenta con estereotipos largamente arraigados respecto a Alemania. Tomando como excusa la gestión de la reciente tragedia de Germanwings y comparándolo con el desastre de Spanair en 2008 o la nefasta gestión de la “crisis del pepino”, el artículo pone de relieve la diferente forma de enfrentarse a los problemas legales en España o en Alemania.

  • ¡¡¡Cuánta razón tienes, querida Catalina!!!
    Como Ministro Consejero en Berlin fui testigo directo de la crisis del pepino y de la falta de -o equivocada-reacción de las empresas afectadas por la desinformación de los medios y Gobierno alemanes a los q la opinión pública creyó a piés juntillas. Nadie se atrevió a llevarles la contraria y a la postre resultó q el error era suyo, y no de las empresas exportadoras españolas como se habían pregonado todas las instancias alemanas.
    Ojalá estos casos pongan de manifiesto la necesidad de contar con profesionales del derecho con buen conocimiento del terreno en q operan, como tú.
    xxx e.

    • Catalina Garay dijo:

      Siempre tan amable Enrique. Desde tu marcha hemos tenido “otra” crisis, llamada Erfurt, para esto necesito otro artículo. Espero que Washinton D.C. te trate bien.

  • Domingo de la Muela dijo:

    Las horas más dolorosas ya han pasado. Como nadie puede retornar a los seres queridos, ahora es el momento de atender y conseguir para los familiares afectados, la mejor y más apropiada compensación económica.

    A ella sólo se puede llegar mediante la intervención de un despacho internacionalista, que domine los principios jurídicos alemanes, los del Derecho Internacional Privado, hable a la perfección ambos idiomas,conozca la idiosincrasia alemana, y a ser posible con sede en Berlín donde seguramente se seguirán todas las vistas, y que sea capaz luego de defender los ingresos obtenidos , de los gravámenes de la Hacienda Pública, de España en este caso.

    La confrontación de intereses entre Lufthansa, Allianz y Airbus. puede traer complicaciones.

    Una gabinete preparado como pocos, o tal vez único, es el de los abogados Gülpen-Garay,una de cuyos titulares es Catalina Garay, doctora en Derecho ,reconocida como tal por ambos países.

    La relajación por parte de los interesados ,les puede llevar a una situación, como el impasse que existe en el caso del accidente de Spanair , en Barajas, que después de 6 años, queda mucho pendiente por aclarar y abonar.

    Domingo de la Muela

    • Catalina Garay dijo:

      Gracias Domingo. ahora es momento de sosiego, y en todo caso negociación. Las empresas alemanas ya se aclararan entre ellas, de eso que nadie tenga duda. Que sigas disfrutando de tu Alicante querida

  • Blanca Padrós dijo:

    Apreciada compañera, acudimos continuamente a congresos hispano-alemanes en los que se encuentra la una u la otra, nos leemos mutuamente sobre temas jurídicos transfronterizos y coincidimos en otros lugares del mundo con personas en común. Siguiendo con este mutuo conocimiento virtual, me ha encantado leer tu artículo, que me ha parecido muy acertado en el contenido y excelente en la forma. Espero que tengamos la ocasión de coincidir pronto de forma presencial. Entre tanto, felicidades por este estupendo artículo. Un abrazo, Blanca Padrós

  • Gabriel Gajardo dijo:

    Me gustó la progresión. Un comienzo sencillo, con el que pude relacionarme, derivó en un tema más profundo que luego asocia estupendamente con la contingencia, con la que nuevamente pude relacionarme, para cerrar volviendo al principio.

    Bien construido. Me mantuvo leyendo y no dejó que me aburriera y diera clic para ir a otra cosa

  • Cristina Tarrús dijo:

    Quería Catalina,

    Me ha gustado mucho leer tu aportación al accidente de Germanwings. Como jurista que soy, después de compartir el dolor por la pérdida de tantas personas, me interesa igual que a ti el tema de la responsabilidad. Coincido contigo que los alemanes actuarán a la una y que no veremos juicios. No me queda duda de que se pagarán excelentes indemnizaciones y que a lo mejor el Estado vea la necesidad de crear un fondo para este tipo de fatalidades en el futuro. La mediatización de la culpa y responsabilidad daña, a mi parecer, el prestigio alemán. Por lo que creo se encontrará una solución política y no jurídica a estos hechos.
    Me interesará mucho ver si la unidad germana también cierra filas en el caso Facebook. A ver qué cuentas tu de ello. ¡Un abrazo amiga!

    • Catalina Garay dijo:

      Querida Cristina, lamentablmente ya no se filtra a la prensa el estado de las negociaciones. Ahora ya empiezan a ser Deutsch Deutsch !. Gracias por darme este buen tema, sí, hay que seguir atentos a la opinio o decisión del TEJ sobre Facebook o caralibro,

  • Querida Catalina.

    Un gusto leerte y aprender de ti.
    Un gusto que compartas tus reflexiones y tu saber a través de este blog.
    Espero sigas deleitándonos con artículos como este que además de amenos son de tan agradable lectura.

    Un abrazo (otro) desde Pamplona

  • Ralf-Roland Schmidt-Cotta dijo:

    Catalina,
    tu artículo me gusta muchisimo, tanto en aleman como en espanol. Demuestra tu competencia y experiencia inter-cultural. Merece de distribuirlo a otros recipientes. Asi lo haré.
    Un abrazo,
    Raro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Demuestra que eres humano/a *